Tag Archives: sindicalisme

CCOO y UGT reciben otros 340.000 euros del Gobierno 24 horas después de la manifestación

elconfidencial.com

Los sindicatos intentaron copar las calles de 57 ciudades españolas el pasado domingo para protestar contra la reforma laboral. Tuvieran o éxito o no, desde luego lo que sí coparon fue el Boletín Oficial del Estado (BOE) del día siguiente. Según recogía ayer la publicación, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha concedido a UGT y CCOO subvenciones por importe de casi 340.000 euros como parte de las ayudas a la inmigraciónrepartidas entre diversas organizaciones en el cuarto trimestre de 2011. Apenas una gota en el océano de fondos que las centrales se reparten habitualmente por los conceptos más variados. Una imbricación en el sistema que convirtió a los sindicatos en blanco de las críticas de muchos de los cientos de miles de ciudadanos que se manifestaron el pasado fin de semana.

El departamento de Fátima Báñez anunciaba ayer la concesión a las federaciones agroalimentarias de UGT y CCOO de un total de 88.968 y 60.558 euros, respectivamente, en concepto de visitas a los alojamientos [de inmigrantes contratados en temporada] y la elaboración de informes sobre las condiciones de los mismos. Además, ambas asociaciones se repartían 183.360 euros por asesoramiento e información sociolaboral. En concreto, la federación dependiente de Cándido Méndez se embolsaba 90.000 euros y la de Ignacio Fernández Toxo otros 75.300 euros. También se apuntaban otras cuantías menores por colaborar en la elaboración de un censo de alojamientos o la realización de estudios e investigaciones sin especificar.

Hace apenas días, el 3 de febrero, el Ministerio de Agricultura de Miguel Arias Cañete también reconocía a través del BOE la labor de las centrales sindicales. En este caso en relación con la política de pesca. La secretaría general contemplaba ayudas a la Federación Estatal de Transportes y Comunicaciones del Mar de UGT por 79.810,95 euros por la realización de acciones de “formación náutico-pesquera”. No se iba de vacío su principalpartenaire. La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras también se embolsaba por este mismo concepto sus 79.669,10 euros. En total, ambas formaciones se repartían más de 159.000 euros con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

El PP firma ahora el BOE, pero estas concesiones no son exclusivas de lospopulares. Más bien responden a una inercia aceptada por todos que defineun modelo de relación entre los diferentes gobiernos con los sindicatos y la patronalValeriano Gómez, en sus últimas horas al frente de Trabajo,aprobó casi 19 millones en ayudas para diferentes federaciones de UGT y CCOO. ¿Objetivo? La formación profesional de ocupados. Los empresarios no salieron mal librados: Cepyme recibió 6,66 millones y CEOE otros 6,59 millones. Báñez aprueba casualmente sus ayudas un día después de las manifestaciones. Más allá de la falta de habilidad de la ministra, la cuestión es que la realidad ayuda al azar: hay muchos días en los que el BOE recoge subvenciones similares.

El ‘otro frente’ de Méndez y Toxo

Un status quo que en parte explica la contestación que recibieron los sindicatos el domingo por parte de manifestantes organizados en torno a losindignados del 15-M. El denominado Bloque Crítico se mantuvo al margen de la corriente principal para mostrar su “disconformidad más absoluta con las cúpulas sindicales, no con sus bases”, según uno de sus portavoces. “No podemos olvidar que estos dirigentes [Méndez y Toxo] han pactado graves pérdidas de derechos en los últimos años”, remachaba. Una muestra de que los sindicatos no tienen sólo que lidiar con el Gobierno Rajoy, sino con una buena parte de la población que les considera parte del sistema. Un sistema del que es máxima expresión el BOE.

No es fácil cuantificar el montante anual de fondos que gestionan sindicatos y patronal, teniendo en cuenta que reciben dinero de buen número de ministerios y en relación con diferentes políticas. Sobre todo por actividades de formación, un auténtico agujero negro. Como publicó El Confidencial, los principales sindicatos y la patronal se repartieron más de 175 millones en subvenciones para gestionar cursos de formación para el empleo en 2010, según las cifras agregadas desglosadas por el BOE. Pero es que, además, la Fundación Tripartita, en cuyo patronato están Gobierno, sindicatos y patronal,contaba con un presupuesto en 2011 de 3.013,8 millones. La formación en el ámbito estatal se llevó más de 506 millones y en el autonómico se fue por encima de los 1.100 millones.

Una de las primeras medidas aprobadas por el Partido Popular tras llegar al Gobierno fue reducir en un 20% las subvenciones a sindicatos y las organizaciones empresariales, lo que según la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, supondrá un ahorro de 55 millones de euros. Mientras que las centrales solicitaban ayer al Ejecutivo que se sentara a negociar el contenido de la reforma laboral en vista del éxito de la manifestación, la secretaria general del partido en el gobierno, María Dolores de Cospedal, negaba la mayor y aseguraba que el seguimiento a la concentración no fue elevado. Y recordaba que el apoyo electoral recibido por su partido supera al respaldo de sindicatos e indignados.

Anuncis

Mientras el gobierno griego negocia más recortes la oposición sale a la calle en una nueva jornada de huelga general

Antonio Cuesta
Prensa Latina/Rebelión

Grecia está pendiente de la crucial reunión prevista entre el primer ministro, Lukas Papademos, y los partidos que apoyan a su gobierno sobre las condiciones impuestas por los acreedores (troika), a cambio del préstamo para evitar la quiebra.

El portavoz del partido socialista (PASOK), Panos Beglitis, aseguró ayer que “el peligro es real” y que aceptarán el programa de reformas de los acreedores internacionales -Unión Europea (UE), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Central Europeo- si hay unanimidad entre los socios de Gobierno.

Explicó que Papademos había solicitado a la Secretaría de Hacienda y a la Oficina Estatal de Contabilidad General que redactaran un informe para este lunes sobre las consecuencias del incumplimiento de los acuerdos firmados con la UE. Y añadió que más allá de las conveniencias políticas o la crítica fácil, en clara alusión a los partidos de izquierda opuestos a los recortes, el pueblo griego debe saber que romper el compromiso con los acreedores significa la quiebra del país y su posible salida de la zona euro.

Las declaraciones de Beglitis sucedieron tras el fracaso de las conversaciones, en la tarde del domingo, de los líderes políticos que conforman el gobierno interino de coalición y la reunión de urgencia mantenida por la dirección del PASOK a lo largo de la noche.

El principal escollo es la rebaja de un 25 por ciento del salario mínimo y los complementos de pensiones, así como la supresión de dos pagas extras anuales, algo a lo que se oponen tanto el conservador Nueva Democracia como el ultranacionalista LAOS, ambos en la coalición gubernamental. El calendario de Bruselas indica que las nuevas reformas para sanear la maltrecha Grecia deben estar listas antes del 15 de febrero. El nuevo ‘tijeretazo’ deberá pasar el control de la Eurozona, el BCE y el FMI. Además, es necesaria prontitud para hacer posible un rescate de bonos para mediados de marzo.

Estas medidas también fueron rechazadas ya el viernes por el mayor sindicato del sector privado (GSEE) y por las agrupaciones empresariales GSEVEE y ESEE, que se encontraban negociando los términos de la reforma laboral exigida desde Europa.

Como forma de presionar al Gobierno contra nuevos recortes las GSEE y ADEDY, la principal fuerza sindical en el sector público, convocaron para hoy martes una jornada de 24 horas de paro en todo el país.

Por tal motivo la secretaria general del partido Comunista, Aleka Papariga, pidió una participación masiva en la huelga general y una escalada de protestas hasta derrocar al actual Gobierno e impedir así el cumplimiento del memorando y la firma del nuevo contrato de préstamo.

La alternativa a esta situación no pueden ser propuestas parciales, aseguró Papariga en sus declaraciones, sino una ruptura con el actual sistema económico fruto de las conquistas alcanzadas mediante la lucha popular.

Huelga general contra los recortes

Los dos mayores sindicatos la Confederación General del Trabajo (GSEE) y ADEDY anunciaron la convocatoria de un paro de 24 horas que tendrá lugar hoy martes para presionar al Gobierno contra el nuevo paquete de recortes exigido por acreedores externos.

Según el comunicado emitido por la Confederación de Sindicatos de Empleados Públicos (ADEDY) estas medidas, insistentemente repetidas durante los últimos dos años, exacerban el círculo vicioso de la recesión y conducen a la sociedad griega a la desesperación.

Para ADEDY las políticas de la troika conducen matemáticamente al declive de la economía y al hundimiento de la sociedad griega, y por ello deben de ser revertidas a toda costa.

A su vez el presidente de la GSEE, Yannis Panagopulos, calificó el nuevo memorando de la troika como “un chantaje brutal contra todo un pueblo”, encaminado a eliminar todas las leyes laborales y recortar los salarios del sector privado entre un 20 y un 30 por ciento.

Las medidas “no son una negociación sino la crónica de una muerte anunciada”, declaró Panagopulos tras anunciar la convocatoria de huelga y la manifestación prevista para mañana al mediodía frente al Parlamento, en la céntrica plaza de Sintagma.

Ambos sindicatos se reunirán de nuevo el jueves para discutir la posibilidad de incrementar las acciones de protesta.

Otras fuerzas políticas, opuestas también a la negociación de la deuda como el Partido Comunista y la coalición de la Izquierda Radical SYRIZA, convocaron ya ayer manifestaciones de rechazo al “chantaje” de la troika y a los “memorandos de la miseria”.

Los recortes impuestos desde Bruselas provocaron en los últimos dos años la duplicación del desempleo, la caída de un 25 por ciento de media en los ingresos de los trabajadores, el aumento de personas sin techo o la aparición de casos, cada vez más frecuentes, de desnutrición infantil.

Continua llegint a Rebelion

Política neoliberal con paz social -Acuerdo CCOO, UGT y CEOE

CCOO, UGT y CEOE han firmado cuatro acuerdos: un acuerdo salarial, otro sobre la no aplicación en la empresa de determinadas condiciones de trabajo pactadas en los convenios colectivos sectoriales, el tercero sobre la flexiblilidad interna en las empresas y el cuarto sobre la estructura de la negociación colectiva.

Hemos constatado que, a pesar de lo dicho en los últimos días por las organizaciones que han firmado estos acuerdos, el viernes 20 de enero ya firmaron el preacuerdo. Por tanto, se ha producido una ceremonia de la confusión, en la que no se ha dicho la verdad sobre el nivel de acuerdo alcanzado.

En relación a los contenidos, los consideramos muy graves. Sin ánimo de ser exhaustivos, destacan:

1. Que los salarios pierdan poder adquisitivo en 2012, 2013 y 2014

El acuerdo sobre salarios asume la filosofía neoliberal de que la mejora de la competitividad de la economía pasa por una bajada de los salarios. El acuerdo indica que “para propiciar la reactivación hay que mejorar la cuota de mercado interna y externa de los bienes y servicios españoles”.

Para ello CCOO, UGT y CEOE han acordado que los incrementos salariales negociados en 2012, 2013 y 2014 no deberían superar:

  • El 0,5% en 2012.
  • E 0,6% en 2013.
  • En 2014 el 0,6% (si el PIB de 2013 crece menos del 1% en términos reales); el 1% (si el PIB de 2013 crece entre el 1 y el 2% en términos reales) o el 1,5% (si el PIB aumenta en 2013 más del 2%).

Para los años 2012 y 2013 se establece una cláusula de revisión, que se aplicará si el IPC del estado español y el de la zona euro superan el 2%. La revisión salarial será solo por la diferencia entre ese 2% y el IPC más bajo de los señalados. Además, si el precio del barril Brent de petróleo crece más del 10%, se descontará del IPC la subida de los carburantes, con lo que el IPC a tener en cuenta será menor aún que el oficial.

Este acuerdo supone un compromiso de los sindicatos firmantes para que los convenios recojan una pérdida generalizada de poder adquisitivo.

El acuerdo alcanzado en este punto hace una reflexión sobre la necesidad de que “todas las rentas deben realizar un esfuerzo conjunto. Tanto los salarios como los beneficios distribuidos deben evolucionar de manera moderada…”. Sin embargo, solo se establece la limitación de la evolución salarial, sin que se diga nada sobre la limitación de los beneficios distribuidos.

Llegeix més a Rebelion.org

El acuerdo entre sindicatos y patronal fija una pérdida de poder adquisitivo de un 1,5%

Los sindicatos CC OO y UGT han acordado con las organizaciones patronales que los convenios recojan una subida salarial del 0,5% en 2012. La inflación prevista es del 2%.

Los sindicatos de concertación CC OO y UGT han llegado a un principio de acuerdo con las patronales CEOE y CEPYME para regular la subida de salarios y otros aspectos de la organización del trabajo para los años 2012, 2013 y 2014. En el acuerdo, cuya firma definitiva todavía está pendiente, las centrales dirigidas por Toxo y Méndez se comprometen a alcanzar un tope del 0,5% de subida salarial en 2012 y 2013, y del 0,6% en 2014.

Este acuerdo supondrá una pérdida de poder adquisitivo del 1,5% si se cumplen las previsiones oficiales de inflación para 2012, que marcan un 2% de aumento del IPC. Según cálculos de UGT, los convenios que se deben negociar en 2012 ascienden a 3.598 y afectan a más de 1,3 millones de empresas y a más de 9 millones de trabajadores.

En caso de que finalmente la inflación sea mayor del 2%, el acuerdo prevé una subida en este tope salarial. Quedan excluídas del cálculo del IPC, según informa el diario El País, las subidas en el precio de los hidrocarburos (derivados del petróleo y del gas) de más del 10%.

Más capacidad de acción para las empresas

El pacto, que se concretará en un Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) para 2012, 2013 y 2014, incluye medidas que refuerzan la capacidad de actuación empresarial. Así, siempre según informa El País, las empresas podrán alterar en un 10% el cómputo de horas semanales trabajadas, en vez del 5% que marca actualmente el Estatuto de los trabajadores.

Las partes no han llegado a ningún acuerdo sobre la rebaja en la indemnización por despido. El Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado que este viernes tendrá listas las nuevas reformas con las que quiere ajustarse a los designios del FMI y de la Unión Europea para solucionar la crisis de la deuda. Entre ellas, una nueva reforma del mercado de trabajo que posiblemente vuelva a reducir el coste del despido.

Cambio de tendencia

Durante la primera mitad de los 2000, y hasta el fin de la expansión económica, los Acuerdos de Negociación Colectiva (ANC) han pactado el aumento de los sueldos según la inflación prevista.

Si ésta, como de hecho sucedía año tras año, era superior a la previsión gubernamental, la mayoría de convenios (8 de cada 10, según estimaban los sindicatos de concertación) incluían cláusulas de revisión que ajustaban la subida de sueldos al desvío del ïndice de Precios al Consumo, tal y como ha sucedido tradicionalmente con las pensiones.

Esta tendencia se empezó a romper desde la primera mitad de 2011, cuando durante las conversaciones para el llamado pacto del Euro el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), se comprometió a que el “diálogo social” entre Ejecutivo, sindicatos de concertación y patronales incluyera la necesidad de ligar el aumento del salario al aumento de la productividad del trabajo.

Desde el tercer trimestre de 2008, cuando la economía empezó a destruir puestos de trabajo, la productividad comenzó a subir por un simple efecto estadístico. Durante los años de crecimiento del empleo, ésta se ha movido en niveles del 0,5% para saltar a porcentajes del 2,5%. La subida salarial pactada por CC OO y UGT para 2012 se encuentra tan lejos de la inflación prevista como de los índices de productividad.

Manifiesto de veteranos dirigentes y fundadores de Comisiones Obreras contra la claudicación de las cúpulas sindicales y llamando a la huelga general

Los firmantes del presente escrito, veteranos sindicalistas cofundadores de CC OO, venimos expresando nuestros desacuerdos con la política de concertación que desde varias décadas vienen practicando nuestros dirigentes, junto con los de UGT, la patronal y los gobiernos de turno, lo mismo del PSOE, del PP, como en Catalunya de CiU y antes el Tripartito.

Esta política de pactos, de contrarreformas, ha llevado a los trabajadores a la bancarrota arruinando cuantas mejoras de libertad sindical y de bienes materiales habían arrancado éstos al fascismo de la dictadura franquista, con elevadísimos costes y sacrificios de toda índole. En la primavera de 2011, estos firmantes promovieron la recogida de firmas masivas en un documento donde se señalaban las más importantes de las reivindicaciones mermadas y perdidas; nuestro escrito de queja fue entregado al titular de la Secretaría General de la CONC sin que a día de hoy se haya tenido en cuenta.

No solo persiste lo que decíamos en aquél escrito. Hasta en el plano internacional se ha abandonado la solidaridad internacionalista y se llega a la paranoia de apoyar la invasión imperialista a Libia. Hoy nos encontramos en un escenario interno aún más caótico, inmerso en la vorágine de recortes sociales y subidas de impuestos colocados por la plutocracia del PP y de CiU en Catalunya. Padecemos 5 millones de parados (700.000 de Catalunya), congelaciones salariales generales, de las pensiones, paro del 50% en la juventud y una sanidad cada vez más insuficiente, que sitúa a los enfermos en largas listas de espera, dándose casos de fallecimiento por escasa asistencia médica. Es en este contexto terrorífico en el que la derecha oligárquica catalana y española está reimponiendo recortes sobre lo que ha quedado de los recortes anteriores del PSOE.

Para profundizar en ello se sitúa una nueva reforma laboral de lo que les quedó pendiente por suprimir en las últimas reformas, sobretodo de la de 2010; en concreto para acabar con la negociación colectiva, para facilitar la desestructuración definitiva de la organicidad y dar vía libre a la impunidad del sindicalismo amarillo. Las reformas anteriores no crearon empleo, sino más paro, porque esas responden, como la que nos presentan ahora, a los intereses de la oligarquía imperialista de la UE (Unión Europea) y del FMI (Fondo Monetario Internacional).

Las medidas últimas aprobadas por el Gobierno del PP, anticipadas en Catalunya por CiU, no dan ninguna esperanza a reactivar la economía del país. Los ingresos económicos para el futuro los confían a una política tributaria orientada en exclusiva sobre la población asalariada y sobre la fiscalidad; contra los pensionistas con un crecimiento del 1% frente a la pérdida del IPC del 2,4%, sin ninguna medida para gravar a las grandes fortunas y, como lo hizo anteriormente Zapatero, con el objetivo central del abaratamiento del precio de la fuerza de trabajo.

Hasta ahora la dirección sindical de CC OO se ha limitado a la elaboración de un extenso documento de análisis de dichas recortes para, junto con la UGT, ponerse a negociar con la patronal la nueva reforma laboral, sin una actuación de firmeza al rechazo para ir a la movilización. CC OO no puede adoptar una actitud contemplativa esperando que el Gobierno lo imponga por decreto porque eso supone la aceptación encubierta, que es lo mismo que persigue la CEOE.

Nosotros, como afiliados, como veteranos sindicalistas cofundadores de esta organización sindical, exigimos el rompimiento formal de la política de concertación que ha arruinado al sindicalismo de clase que le dio prestigio a las CC OO que nosotros regentábamos. Exigimos, sin ninguna dilación, la convocatoria de una HUELGA GENERAL mediante el llamamiento para ello a todas las fuerzas sindicales y políticas de izquierdas, a fin de echar para tras este cúmulo de agresión que estamos recibiendo.

Nos dirigimos a todos los trabajadores y trabajadoras, a los cargos sindicales de empresa y a todas las estructuras de las distintas organizaciones sindicales, tanto de ramos como territoriales para que apoyen la acción.

Los firmantes: Luís Romero Hueste, construcción; Juan Navarro García, madera; Esteban Cerdán Francés, metal; Francisco Liñán Muñoz, construcción; Ramiro Perea Cazorla, madera; Enrique Crusat de Abaria, energía; Adrián Risquez García, transporte; Pedro Cuadrado Asensio, metal; Julián Méndez Rodríguez, madera; Luís Ballesteros Ballesteros, construcción; Antonio López Martínez, energía; Mauricio Santacruz Mora, química; Manuel Blanco Sánchez, metal; Manuel González Fernández, metal; Francisco Cano Muñoz, construcción; Miguel Guerrero Sánchez, energía

Barcelona, 11 de Enero de 2012.